jueves, 11 de junio de 2009

DON AMADOR BALLUMBROSIO CANTA Y BAILA EN EL CIELO

El Perú entero llora a don Amador Ballumbrosio, considerado como uno de los grandes exponentes y propulsores del folclore negro.

La música afroperuana se encuentra de duelo por la muerte de uno sus máximos exponentes e íconos del arte y folclor negro, don Amador Ballumbrosio Mosquera, que a la edad de 75 años partió para siempre a causa de un paro cardiaco.
El corazón de don Amador dejó de latir el lunes último al promediar las 7 de la noche cuando se encontraba en su humilde casita de adobe que él mismo construyó en el barrio de San José, distrito de El Carmen.
Estaba acompañado de su inseparable esposa Natalia, con quien tuvo 16 hijos, que imploraron a las autoridades que no olviden a su padre y que su memoria sea respetada con obras en favor del progreso y desarrollo de la tierra donde nació y que se enalteció con su obra musical.
Hasta su morada, donde se velan sus restos mortales, llegó un emisario del presidente de la República, Alan García, quien envió sus condolencias a la familia.
Y apenas se enteró de su deceso, emprendió viaje a Chincha su amigo Miki González, quien aprendió de don Amador y de todos los Ballumbrosio los secretos del folclor negro para luego plasmar en sus discos todo lo que había asimilado, que generó importantes éxitos musicales.
"Vine por primera vez a El Carmen en 1978 y cuando conocí a Amador me quedé por un año. Gracias a él aprendí mucho de música negra y grabamos juntos "A gozar sabroso", que se lo dediqué; luego "La pequeña" y varios temas instrumentales", contó Miki.
Los restos mortales de este gran artista considerado patrimonio cultural de Chincha serán sepultados en el Cementerio General del distrito carmelitano, pero antes se le rendirá un homenaje póstumo en la Plaza de Armas de El Carmen.
Publicar un comentario en la entrada